Illich – Puig – La ciudad de la eterna primavera

Intriga saber si el cruce exactamente fue, pero parece lógico que en Cuernavaca a fines de los 70 coexistieran el fundador del CIDOC y el autor de Pubis angelical (todavía, para esa fecha, sin terminar).

Y a mil y tantos kilómetros de Ojinaga.

Anúncios